CON REQUERIMIENTOS Y SOLIDARIDAD: LA COMUNIDAD ABANIQUERA SIGUE MOVILIZADA

Gastón “Gringo” Oro, vecino del Abanico y militante de RETAMO, dio a conocer como es hoy el trabajo que viene realizando la organización junto a vecinos y vecinas para enfrentar las secuelas del terremoto y las inundaciones. Desde instalaciones eléctricas, hasta la olla popular que requiere donaciones, recorrimos las actividades realizadas.

Casi 7 meses pasaron del terremoto que movió San Juan y 5 meses de las inundaciones que complicaron un proceso de reconstrucción en el Abanico. Una pandemia que, además, complicó una situación socioeconómica que la gestión macrista había golpeado duramente.

En este contexto, la organización RETAMO junto a los vecinos y vecinas, decidió respirar hondo y poner el pecho. Así fue como una olla popular logró darle de comer a más de 100 personas por meses y como se logró, entre otras cosas devolver la energía eléctrica.

“Gringo” contó que compañeros de la organización son quienes, con mucho esfuerzo, han tratado de realizar instalaciones seguras para las casas de las familias, sean quienes recibieron un modulo donado por el gobierno de Misiones, como quienes reconstruyeron nuevamente su hogar.

 

Pero detalló que la olla popular se encuentra con inconvenientes en su continuidad, y se necesita nuevamente donativos que permitan reactivar esta iniciativa que tiene como protagonistas a las mujeres del lugar.

También señaló que las instalaciones sanitarias son una demanda, y una acción aún pendiente, como también el control y la prevención en zonas donde pueda desbordarse nuevamente el Canal Viejo, donde se provocaron las inundaciones del mes de Marzo.

La Lechuza
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Compartí en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *