UN DERECHO CON DEUDAS: PARIR ACOMPAÑADAS Y RESPETADAS

Del 16 al 22 de mayo se conmemora la semana del Parto Respetado con el lema “el respeto por las necesidades de la madre y su bebé en cualquier situación”. Para conversar sobre la importancia de que las personas gestantes tengan un trato cuidado y puedan denunciar violencia, dialogamos Nuria Vivas, doula, educadora Prenatal y asesora en Lactancia.

Las historias de miles de mujeres y personas gestantes sobre maltrato durante consultas ginecológicas, la falta de sensibilidad en ocasiones complejas como la pérdida de un embarazo, tratos violentos durante el parto y post parto, son algunos de las motivantes en la generación de una semana de visibilización y concientización de la importancia del respeto y el acompañamiento integral son necesarios para garantizar la salud de las embarazadas y su bebé.

Nuria es Doula: realiza tareas de acompañamiento afectivo durante el embarazo hasta el nacimiento, desde el aspecto emocional. Ella conoce de lleno lo que significa para una persona gestante lo que significa sufrir violencia obstétrica y su primera recomendación fue que se denuncie “que sepan que tienen 2 años a partir de que ellas consideren que recibieron algún tipo de maltrato”.

Ella nos habló de que si bien en las instituciones publicas se expone con mayor visibilidad casos de maltrato, especialmente verbal, las instituciones privadas tampoco están exentas “la violencia es más sutil”.

“La única preparación es estar informadas” explicó Nuria, quien, exceptuando embarazos de riesgo, resaltó la importancia de que las parturientas cuenten con la información del todo el proceso que atravesarán, que procedimientos médicos se realizarán, que detalles de la ley se están acatando y cuáles no, etc.

Actualmente se encuentra vigente la Ley de Parto Respetado que está desde el 2004, fue reglamentada en el 2015, excepto en provincias como San Juan “necesitamos que sea reglamentada para que cambien ciertos protocolos que ya son obsoletos y que el derecho a un parto respetado sea un derecho si no es un privilegio de clases”.

Además, también hay leyes como la de Lactancia, la ley de Erradicación de toda Violencia contra la Mujer, la ley de Ejercicio Profesional de la Medicina “dice que cualquier persona tiene derecho a negarse a un procedimiento”.

La Lechuza
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Compartí en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *