LA HISTORIA, EL PRESENTE Y EL FUTURO DE LA LUCHA DE LAS TRABAJADORAS SEXUALES

El 2 de Junio de 1975 en Francia, 100 trabajadoras sexuales se juntaron reclamar en una Iglesia, contra la discriminación y el maltrato. Una orden gubernamental hizo que la vida de las 100 mujeres se fuera luchando. Reivindicando estas banderas, la referente de AMMAR San Juan, Mónica Lencina retomó la importancia de seguir peleando por derechos laborales para las trabajadoras sexuales.

 

El prejuicio y la discriminación son moneda corriente en la actualidad, y son los vestigios de aquel 2 de Junio contra los que las organizaciones siguen luchando. En nuestra provincia, las trabajadoras sexuales continúan denunciando persecución, detenciones arbitrarias, y violencia por parte de sectores de la sociedad y los gobiernos.

En el contexto actual, desarrollar la actividad es mucho más complejo: las restricciones limitan horarios y zonas de trabajo, pero, además, ninguna está exenta de contagiarse de COVID-19. Es así que, las redes de contención adentro de espacios como AMMAR salen a flote “la asistimos como organización, hacemos hincapié de que se la asita desde el Estado, hacemos campañas entre nosotras”.

En nuestra provincia, AMMAR se ha integrado a mesas de diálogos como la que busca la derogación del Código de Faltas, entendiendo que son unos de los sectores mas perjudicados por estas normativas que rigen desde la época de la dictadura cívico-militar.

“Estamos en una situación de urgencia y emergencia” explicó Mónica Lencina, quien destacó que el 80 por ciento de las trabajadoras sexuales de nuestra provincia tienen personas a cargo, y son numerosos los casos de quienes han empezado a pagar alquileres de maneras conjuntas.

La Lechuza
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Compartí en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *