LA DESIGUALDAD, OTRA VEZ: LA LLUVIA GOLPEÓ NUEVAMENTE A QUIENES QUEDARON SIN HOGAR

Aún no se cumplen dos meses del terremoto que derrumbó hogares sanjuaninos. Aún no se terminan de reconstruir ni otorgar viviendas a las familias damnificadas. A pesar de esta situación, el estado del tiempo en nuestra provincia no perdonó y Marzo empezó con una lluvia torrencial que desbordó canales e inundó varios puntos de la provincia, especialmente en Pocito. Nuestro movilero conversó con Aldana Montaña y Verónica Canto, vecinas del Quinto Cuartel que se vieron afectadas por la inundación.

Muchas personas han podido resguardarse en sus hogares para cuidarse de la pandemia del Coronavirus, han dormido sin problemas luego del terremoto del 18 de Enero y sobrellevar la lluvia del dia de ayer que provocó grandes inundaciones en la provincia. Lamentablemente, no es la realidad de muchas familias que después del terremoto dormían a la intemperie, carpas o en módulos de emergencia.

Nuestra radio comunitaria se vio directamente afectada por una corriente de agua que colapsó desde la Calle Costa Canal, y se dirigió con fuerza a todo el Abanico. Barro y agua entraron a las casas y carpas armadas luego del sismo. Muchos materiales de construcción y mercadería donada se perdieron.

La Calle 13 parecía un río hasta altas horas del 1 de Marzo y recién durante la tarde, los comercios de Villa Aberastain pudieron empezar a sacar el agua y desinfectar sus locales. Los ejemplos en diversos puntos del departamento son muchos. Las familias directamente afectadas fueron evacuadas en escuelas y el Estadio “Marcelo García”.

En el Quinto Cuartel Aldana Montaña y Verónica Ojeda explicaron a La Lechuza que son muchas las personas afectadas, que tuvieron que ser evacuadas, o  bien se quedaron en el lugar a cuidar sus pertenencias “ya nos había afectado la primera trama del terremoto y ahora esto nos supera”.

La Lechuza
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Compartí en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *