Historias del territorio: Antonio Espejo, el mimbrero de Pocito que sigue ejerciendo y transmitiendo su oficio

Ale Palacio, nuestro movilero comunitario, recorriendo las calles encontró a un personaje con historia, un conocido artesano del mimbre, y conversó sobre su vida y profesión. 

Alfonso Espejo tenía apenas 5 años cuando se animó a buscar quién le enseñara este arte de la mimbrería. A esa edad hizo su primera obra, hoy con 80 años continúa con esta actividad ancestral y con toda la intención de transmitirla a nuevas generaciones mediante cursos por diferentes instituciones y uniones vecinales de Pocito.

Alfonso, uno de los últimos artesanos del mimbre que va quedando, hace un tiempo sugirió a unas personas para que planten en Pocito la planta de donde se saca el mimbre.

 

 

admin
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Compartí en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *