Disculpe las molestias, el Dr Ernesto Argañaraz fue a escuchar la sentencia para los genocidas que hicieron desaparecer a su madre

«El día jueves 25 de este mes, el Dr Ernesto Argañaraz no atenderá ya que el mismo acompañará en Córdoba la lectura de la sentencia de la mega causa La Perla-Campo de la Rivera. Allí serán condenados los responsables de la desaparición, tortura y muerte de su madre, María Elena Gómez de Argañaraz (la Negrita) en 1976, durante el terrorismo de Estado. Sepa disculpar las molestias. Gracias», así se podía leer en la puerta del consultorio del doctor Argañaraz, el día en el que se leyó la sentencia de la causa La Perla, uno de los centros clandestinos de detención más grandes del país.

En diálogo con La Lechuza, Ernesto Argañaraz expresó: «La causa La Perla se demoró tanto porque era una megacausa por la cantidad de hechos que se iban a juzgar y la cantidad de represores que se iban a juzgar, porque no estaba la voluntad o las condiciones políticas necesarias para haberla llevado adelante y porque estamos en una Córdoba que es muy reaccionaria. No era fácil empezar y terminar con esto.»

«No nos olvidemos que el tema de los juicios se recupera cuando el expresidente Néstor da marcha atrás con las leyes de Obediencia Debida y Punto Final sin lo cual todo esto hubiera sido imposible», subrayó Ernesto.

Además Ernesto contó la historia de sus padres: «Mi papá se llamaba Justino César Argañaraz, le decían «Chechi» y pertenecía al ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo), cayó en la toma del cuartel de Villa María en 1974. El cuerpo fue encontrado varios años más tarde. En 1976, la secuestran a mi vieja, María Elena Gómez de Argañaraz «la Negrita». Ya es otra cosa, mi viejo cae en combate y lleva determinado tratamiento el asunto. Mi vieja es secuestrada de lo que era una casa operativa del ERP. Mi vieja no estaba en la lucha armada, era modista y el gran laburo que tenía era darnos de morfar a nosotros porque se había quedado sola con dos chicos, mi hermana de 10 años y yo de ocho. La secuestran un primero de junio. La ven en el capo de concentración de Pilar donde la torturan y la violan innumerables veces, de acuerdo a dichos de testigos. Va pasando y aparece en un momento en La Perla, la torturas ferozmente y de pronto ya no está más.  Como decía mi hermana ‘la mami está muy desaparecida’, porque en otros casos se ha podido hacer un seguimiento del derrotero, quien los torturaba, de qué manera, había referencias. Mi vieja es muy poquitita la información que hay de ella en La Perla».

«Córdoba es un lugar muy dificil pero a la vez muy atractivo para estar militando siempre», sostuvo y concluyó: «Los mismos capitales económicos que mandaron a asesinar a nuestros viejos son los que hoy nos están gobernando. Por eso el discurso de Macri que dice que acá no hubo terrorismo, que fue una guerra, que no fueron 30 mil sino nueve mil. La lucha es bastante parecida nada más que en términos democráticos.»
»

admin
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Compartí en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *