Crónica de la marcha en San Juan contra la reforma previsional

Si bien todo hacía presuponer que estábamos ante una marcha distinta, hasta no transitarla nunca se sabe si uno está preso más de sus propios deseos que de una mirada.
Ya la apreciación del guardia urbano de la ciudad que cuando dijo estos tipos están locos, ante la repregunta, aclaró que no hablaba de los manifestantes, otrora vagos planeros, sino que se refería al gobierno que está haciendo mierda a los viejos.

Al llegar a la marcha no se notaba un número muy diferente a otros encuentros anteriores como los vividos por el caso Maldonado o el de la ley del 2×1 que beneficiaba genocidas. Pero al adentrarse un poco más en la liturgia de la marcha, rápidamente se percibían caras distintas y se veían banderas que hace tiempo estaban guardadas esperando quien sabe qué señal para salir a ver la luz del sol.

Poder entrevistar en 100 metros cuadrados a referentes de la política sanjuanina tan heterogéneos como por ejemplo a Mary Garrido, del MST, a Eduardo Cabello, referente máximo de la CGT local, o pillar in fraganti al diputado provincial Leonardo Gioja
debajo de la bandera de Izquierda Socialista, nos ponía sin duda alguna ante una marcha que dará mucha tela para cortar por su entramado interno más que por su número.

Si bien era claro que la onda era juntos pero no revueltos, los diferentes sectores caminaron sin roces ni provocaciones absurdas. Los cantos fueron homogéneos, cachetearlo a Macri y a sus muchachos fue suficiente aglutinante. En las declaraciones, los
entrevistados coincidieron en discursos fuertemente atravesados por la emoción más que por la especulación.

Fue una tarde en San Juan muy calurosa, en donde la bronca por los intentos del gobierno sobre conquistas históricas del pueblo Argentino estaba matizada por algo así como un aire a por fin dejamos de pelotudear o para decirlo con más propiedad: algo nuevo está sucediendo y quién te dice se lo debamos al señor presidente.

admin
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Compartí en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *