Vecinos se oponen al acueducto Gran Tulum que quieren instalar sobre el diezmado acuífero de Zonda

humedal

Los humedales visto desde el cerro Tres Marías.

En Sin plumas en la lengua hablamos con Alejandro Pellegrinuzzi, integrante la asamblea de vecinos, sobre la problemática que sufren en Zonda debido a que se está secando el acuífero del Parque Presidente Sarmiento, quien nos dijo: «Todo lo que tiene que ver con el acuífero de Zonda se genera por un mal manejo de las aguas superficiales y de las cuencas del río San Juan. Lo empezamos a notar en 2010 cuando empieza a trabajar el dique Punta Negra. Se empezaron a manejar, cortar y disminuir los cursos del río San Juan, paralelamente empezaron a embalsar el dique Caracoles y venía menos agua por el río San Juan, esto empezó a afectar el gran acuífero. Empezamos a ver que en el humedal Presidente Sarmiento empezaron a disminuir las lagunas, impactando en la flora y la fauna».

En 2012 se declaró la Emergencia Hídrica en San Juan, por lo que surgió la idea de reactivar una batería de pozos en el corazón del acuífero, que el gobierno «la pone en funcionamiento los 365 días». Teniendo en cuenta el caudal ya es escaso del río San Juan, y debido a la sequía y la reactivación de los pozos, «los niveles de las aguas superficiales empezaron a bajar a tal punto que al día de hoy está a 12 metros bajo tierra el agua». Según destacó Pellegrinuzzi: «Las lagunas desaparecieron junto a toda la flora y la fauna porque se empezó a secar todo». El impacto se ha generado también en los árboles de Villa Basilio Nievas y calle Las Moras.

En el 2014 el gobierno había anunciado la construcción del Acueducto Gran Tulum. «Quieren instalar 25 perforaciones más, y sacar de este acuífero 5.000 litros de agua por segundo, lo cual llevaría la napa aún más abajo, a 40 metros», comentó. Luego agregó que en las juntadas de los vecinos empezaron a aparecer biólogos, ingenieros, geofísicos. «Uno de los biólogos nos decía que si baja más la napa toda la arboleda del valle de Zonda va a morirse. Es gravísimo, sólo que algunos no se dan cuenta y están empeñados en seguir con esta obra adelante. Y nosotros estamos pidiendo con mucho respeto, no estamos en contra de la obra pública ni de ningún gobierno, estamos denunciando estas impericias que se cometen por no haber consultado a las personas idóneas».

«Acá se está haciendo un mal manejo de aguas y ya han producido el impacto, y encima le quieren meter este acueducto que va sacar aún más y va a provocar un desastre ambiental. Hay muchos que están preocupados y dicen qué vamos a hacer con nuestro departamento», resaltó el vecino.

Todos los sábados a las 16 los vecinos de Zonda se juntan como una asamblea en la entrada del municipio para ver los próximos pasos a seguir y analizar la información que van consiguiendo. Ayer el grupo de vecinos se pudo entrevistar con el gobernador, que les dijo que los atendería la semana que viene. «Las personas que están en la asamblea y que son idóneas en el tema le quieren mostrar los datos científicos que tenemos y mostrarle las alternativas viables», contó Pellegrinuzzi. Además los vecinos llaman a la reflexión a las autoridades, y afirman que la «obra es inviable por el lugar donde la quieren instalar», por lo que quieren que «se pare».

admin
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Compartí en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *