SOBREVIVIENDO EN LA LUCHA: EL CORONA VIRUS CRECE EXPONENCIALMENTE EN LOS ASENTAMIENTOS PORTEÑOS

A diferencia de lo que venía marcando la curva de contagios a nivel nacional, la situación de los asentamientos como la Villa 31 o la Villa 1-11-14 se ve reflejada en más de 130 personas contagiadas, entre ellas, un persona fallecida. Para conocer como están atravesando esta crisis sanitaria, pero también habitacional, nos comunicamos con Marcela Romero, referente del Merendero Arco Iris de la Villa 31.

“Es una pelea constante con el Gobierno de la Ciudad” comentó Marcela quien nos dio a conocer que no han podido llevar a cabo una de las recomendaciones principales: lavarse las manos no es posible ya que llevan semanas sin agua potable.

Múltiples organizaciones vienen reclamando de años el derecho a una vivienda digna y la urbanización de estos barrios y asentamientos populares. El COVID-19 llegó a estas viviendas, y puso nuevamente en manifiesto que el hacinamiento, la falta de planificación urbana y el desinterés del gobierno de CABA,  dan resultados negativos y preocupantes, donde incluso no se aplicaron los protocolos necesarios preparados para la pandemia “no hay una voluntad política”.

En cuanto a lo que viven comedores y merenderos como “Arco Iris”, del que Marcela forma parte, están tratando de administrar las 100 raciones diarias que tenían para repartir a un número de 180 “la voluntad de los vecinos está en querer aportar y querer ayudar”, no obstante insistió con que la responsabilidad de los funcionarios se mantiene ausente.

admin
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Compartí en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *