Organizaciones denuncian al gobierno de Macri por recortar $ 67 millones del presupuesto para combatir la violencia de género

En un clima de recrudecimiento de la violencia de género, donde de cada 30 pasó a realizarse un femicidio cada 18 horas en la Argentina, distintos colectivos de género presentaron un amparo colectivo ayer contra un recorte de 67 millones de pesos en el presupuesto del Consejo Nacional de las Mujeres destinados a enfrentar la problemática de la violencia machista en todo el país.

La Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia, el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género, la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer, la Comisión Argentina de Migrantes y Refugiados, la Fundación Mujeres en Igualdad y la Fundación Siglo 21 denunciaron el recorte en el presupuesto asignado a los programas destinados a prevenir y asistir a las víctimas de la violencia de género y le pidieron a la Justicia que declare la insconstitucionalidad de la medida adoptada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Sobre esto hablamos con Natalia Gerardi, Directora Ejecutiva del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género, quien expresó: «Lo que estamos denunciando es la modificación del presupuesto que fue aprobado por el Congreso, que establecía una partida específica para el Plan Nacional de Acción. En una reasignación presupuestaria, el Jefe de Gabinete que tiene facultada para hacer, esa partida especifica ya no aparece, ya no esta. Nuestro reclamo es que eso vuelva a ser asignado para el Plan Nacional de Acción, así como una reducción que hubo en la asignación presupuestaria para el Consejo Nacional de Mujeres». A lo que agregó: «Y si esto se debió a un error como es lo que se sostiene frente a nuestra presentación, puede ser enmendado a través de una nueva disposición administrativa que se publique en el Boletín Oficial. Las normas se derogan y modifican con otras normas, no con declaraciones públicas».

Según nos contó Gerardi, el Plan Nacional de Acción contra la Violencia es un «plan ambicioso» que apunta a «una cantidad de líneas de trabajo en relación a la prevención, la capacitación, la sensibilidad y la protección de la mujer en situación de violencia desde la creación de refugios hasta la capacitación de profesionales y la contratación de profesionales, como el fortalecimiento de las áreas de género de los municipios y las provincias, que de a poco van a ir cambiando la cultura de violencia actual».

Ante el panorama nacional de un femicidio cada 18 horas, comentó: «Nos parece que hay una mayor sensibilidad y presencia del tema en la conciencia pública. Esta violencia no es nueva, es un tema tan antiguo como la humanidad, que los movimientos de mujeres y DD.HH se vienen ocupando hace mucho tiempo, sin embargo este nivel de conciencia social y alama es nuevo. El desafío es aprovechar esta oportunidad que nos da una sociedad más consciente sobre el tema para trabajar en la reducción de las desigualdades, que es lo que va a permitir erradicar la violencia».

admin
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Compartí en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *