Mary Garrido tras masiva marcha del Ni Una Menos: «El gobierno va a tener que escuchar»

El sábado se realizó la tercera marcha nacional del Ni Una Menos y en San Juan la convocatoria fue muy importante. La movida, organizada por el colectivo Ni Una Menos San Juan, tuvo desde intervenciones artísticas hasta otras más jugadas como un desnudo  de protesta hasta el testimonio en el escenario de mujeres que sufrieron abuso sexual y violencia de género. 

En Sin plumas en la lengua nos comunicamos con la dirigente del MST y militante feminista Mary Garrido, integrante de Ni Una Menos San Juan, quien nos dio su panorama de esta tercera marcha del movimiento feminista argentino y mundial.

Garrido señaló que «la jornada del sábado fue de mucha felicidad en el sentido de darle una respuesta al gobierno de qué queremos las mujeres». «Sentimos orgullo de haber hecho tremenda marcha con convocatoria importante de gente independiente también», comentó.

Además destacó: «Hemos podido, en la diversidad de una veintena de agrupaciones, trabajar para lograrlo, y parece que el gobierno va a tener que escuchar».

En referencia a las personas que critican a las mujeres que marchan y las tildan de violentas, Garrido opinó: «Debe haber un sector que piensa eso, San Juan es una sociedad bastante prejuiciosa, pero la marcha fue contundente, tal es así que el diario (de Cuyo) se mostró equilibrado». Además dijo que el movimiento feminista debe pararse ante esto con «mucha militancia y decisión, y actividades de difusión y educativo».

«Cada vez que charlás con la gente, se impresiona y ve la verdad de la postura, y que no es algo caprichoso, sino que tiene que ver con una problemática muy grave que atraviesa la sociedad», señaló.

Si bien admitió que los medios imponen discursos machistas, afirmó que «influye mucho la falta de educación sexual». Es por eso que lo que «reclaman al Estado el rol de brindar Educación Sexual Integral desde nivel inicial inclusive hasta los estamentos públicos, y que los policías tengan educación con perspectiva de género».

La militante feminista expresó: «Esto no pasa por un femicidio particular, es un problema global e integral, es un flagelo combinado con la falta de educación sexual y la falta de presupuesto que el gobierno no pone, porque evidentemente no le da importancia, no lo considera un eje importante de su política, pero va a tener que escuchar porque hay una ola mundial que está diciendo basta».

Por último, dijo que los últimos casos de femicidios tienen cómplices judiciales y políticos, y en ese sentido planteó que habría que reveer «si los jueces tienen que ser vitalicios, si los fiscales y comisarios no tendrán que ser elegidos por el voto popular y que los cargos no sean para siempre». Además afirmó que desde el Estado «la Iglesia Católica recibe 33.000 pesos al año para su mantenimientos, mientras tanto a cada mujer se le da 4 pesos», por que consideró importante separar a la Iglesia del Estado.

 

 

 

admin
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Compartí en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *