Héctor Eusebio Sosa: Un policía con un largo historial de muerte

 

Después de asesinar a tres personas, está libre y ahora atacó a un trabajador. Héctor Eusebio “El Paraguayo” Sosa fue identificado como el inspector del Centro de Operaciones de Tigre que agredió a José Ojeda, un hombre de 57 años que se encontraba trabajando.

Malena Ambas nos dio detalles de este efectivo que sigue cometiendo actos ilegales luego de tener tres asesinatos en su haber.

El 13 de octubre comenzó a circular un video en el que se ve a un inspector del Centro de Operaciones de Tigre (COT) mientras agrede y agarra del cuello contra el piso a un hombre que se encuentra con la cara sangrando. El agresor fue identificado como Héctor Eusebio “El Paraguayo” Sosa, el asesino de Víctor Manuel “El Frente” Vital (17 años), Jonathan Lorenzo (19) y Jorge Andrés Martínez (24).

1999. “¡No tiren, nos entregamos!”, gritó “El Frente” Vital antes de que Sosa disparara los cuatro tiros que lo mataron. El oficial fue detenido por homicidio. Una semana antes del juicio oral, el fiscal y la defensa hicieron un acuerdo de juicio abreviado por homicidio “en exceso de la legítima defensa”. Sosa libre.

2006. Sosa asesinó por la espalda a dos pibes, Jonathan Lorenzo de 19 años y Jorge Andrés Martínez de 24. En medio de una persecución el policía mató con tres tiros a cada uno a los jóvenes que iban con un tercer chico en una moto. Causa archivada. Sosa libre.

2016. José Ojeda llega a las 17:30 a trabajar. Es repartidor de harina y tiene 57 años. El estacionamiento que él debía utilizar para descargar mercadería estaba ocupado por un móvil del COT por lo que Ojeda se acerca a pedirle si podían correrlo. Ante esta solicitud el personal del Centro de Operaciones reacciona de manera inesperada. Entre ellos, Sosa, quien le pega un culatazo a Ojeda, le rompe la cabeza y lo agarra del cuello para mantenerlo en el piso. Ojeda fue demorado en la comisaría. Sosa libre.

“Los del COT estaban obstruyendo el paso, les pidió que se corran, no le hicieron caso, entonces se bajó a hablar con ellos, ahí discuten y de repente se van a las manos, le meten un culatazo en la cabeza, uno de los efectivos le mordió la cara y otro se le tiró encima y le quebró la pierna. Lo tuvieron así, en el piso, ahorcándolo, y como algunos de sus compañeros lo quisieron defender, también se lo llevaron a la comisaría”, relató su hija Daniela Ojeda en diálogo con La Izquierda Diario.

Por su parte, Sabrina Sotelo, mamá de “El Frente” Vital y referente de la lucha contra el gatillo fácil sostuvo: “Yo no sé cómo el municipio puede tomar una persona sin ver cuál fue su historia”­.

 

admin
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Compartí en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *