Gatillo fácil en Chimbas: en tan sólo 8 días el juez absolvió al único policía imputado y cerró la causa

En Sin plumas en la lengua hablamos con Marcelo Bustos, abogado de la familia de Carlos Ochoa, asesinado por la policía tras una persecución el 2 de diciembre, sobre cómo “el juez absolvió al efectivo que realizó  múltiples disparos” y cerró la causa con una rapidez sorprendente. Juan Carlos Ochoa

El juez Martín Heredia Zaldo, del 4° Juzgado de Instrucción, decidió absolver al único imputado en la causa, quedando liberado al agente Julio Poblete de culpa y cargo, por la muerte de Juan Carlos Ochoa en Villa Observatorio, Chimbas. Este hecho ocurrió el 2 de diciembre tras una persecución.

Según nos contó el abogado de la familia, la Justicia decidió sobreseer al oficial Julio Poblete, por lo que 8 días después del hecho está en libertad y en condiciones legales de volver a trabajar.

En alusión a las pruebas presentadas, Marcelo Bustos expresó: “De la lista de 8 testigos que presentamos, el juez llamó a declarar a 2. Desconocemos el detalle del secreto de sumario, pero el juez entendiendo suficiente la prueba que él recabó y considerando innecesaria la amplia prueba que había ofrecido la familia, no le interesó en absoluto saber lo que los testigos presenciales tenían para decir y declaró cerrada la causa y justificado el tema, quedando liberada esta persona. Ante esta situación solo nos cabe que Fiscalía apele”.

«Vamos a hacer una marcha pidiendo Justicia y vamos a presentar un escrito solicitándole a Fiscalía que cumpla con su rol y pida la apelación para que se haga una investigación completa e imparcial de la muerte de este joven», contó Bustos.

Por último, respecto al hecho el abogado comentó: «Esto es violencia institucional, creemos que ha habido un desconocimiento por parte de quien le disparó de cuándo usar el arma. Los hechos, según los testigos presenciales, indican que al chico y a un menor de edad los iban persiguiendo porque habían pasado un semáforo en rojo en un vehículo de su propiedad y no estaban armados bajo ningún punto de vista». Luego agregó: «Es correcto que tenía antecedentes pero ninguna sentencia, pero por miedo a la policía, porque ya había sido golpeado en varias oportunidades, no hace caso a la voz de alto y cuando empieza a correr, el policía que lo perseguía a pie, viendo que el chico no frenaba, para frenarlo empezó a disparar. Y eso es un desconocimiento flagrante de las reglas que indican cuándo debe usarse un arma de fuego».

admin
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Compartí en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *