“Es una vuelta al pasado, una reversión de rumbo que recuerda al golpe cívico-militar del ’64”

Escuchá/Descargá la entrevista completa

“La constitución brasileña establece de manera muy nítida y concreta cuales son las razones para que se destituya a un presidente a través de un juicio en el congreso”, dijo Eric Nepomuceno respecto del proceso al que fue sometida la presidenta, y destacó que “no se pudo comprobar bajo ningún aspecto que Dilma haya cometido ninguno de los crímenes previstos por la constitución.”

“Si no hay pruebas, si no cometió los crímenes, destituirla es un golpe de Estado.”


Foto: Reuters

Foto: Reuters

Además, remarcó que el Senado que la destituyó no la inhabilitó, lo que para el periodista significa que aún existen grandes dudas de que Dilma haya cometido los crímenes que se le atribuyen y refuerza la idea de que lo que sucedió en Brasil es un golpe institucional.

Por otra parte, mencionó que a los cuatro días de que Dilma haya ganado las elecciones en el año 2014 el candidato opositor Neves acudió al Tribunal Superior Electoral para pedir la impugnación de los resultados de la elección, y posteriormente la cámara de diputados “boicoteó” durante un año y medio al gobierno.

“Los senadores golpistas cómplices con 61 votos anularon la voluntad de 54 millones de Brasileños”, afirmó.

Respecto de la situación social que se está atravesando en Brasil luego de la destitución de la Presidenta, destacó que desde que se consumó el golpe los movimientos sociales y los sindicatos salieron a las calles en las principales ciudades y fueron recibidos con represión por parte del gobierno.

“La policía militarizada surge en Brasil en la época de la última dictadura cívico-militar y es una fuerza de seguridad muy bien entrenada y adiestrada para reprimir”. 

Por otro lado hizo referencia a la figura de Lula de cara a las próximas elecciones en Brasil y remarcó que “sin dudas es el favorito” y que desde el gobierno van a hacer lo que sea para inhabilitarlo.

“Ese golpe no fue contra Dilma y no fue solo para restaurar un neoliberalismo radical extremado, eso fue para liquidar a Lula y al PT”

El perfil de Temer

Haciendo referencia a las medidas que tiene planeado tomar el gobierno de Temer destacó que en lo económico la idea es “privatizar todo”, es decir, “disminuir el Estado al tamaño de una pulga”. Además planean una reforma profunda en la legislación laboral que apuntaría a una flexibilización que reduzca derechos de trabajadores.

También se prevé una reforma en el sistema jubilatorio que propone aumentar la edad para jubilarse. Por otro lado proponen reducir los fondos destinados a la salud pública y diagramar un sistema que permita que las personas accedan al sistema de salud privada a “precios populares”. Además habrá un recorte presupuestario para las universidades que puede alcanzar a un 28%.

 


Fuente: “Es una vuelta al pasado, una reversión de rumbo que recuerda al golpe cívico-militar del ’64”

admin
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Compartí en tus redes sociales
Etiquetas: