“EL CAMPO SOMOS TODOS” PERO LAS VAQUITAS SON AJENAS…

Miles y miles de argentinos y argentinos han levantado la consigna “el campo somos todos”. Pero ¿Qué tan cierta es esta frase? Las cifras indican que la posesión de aproximadamente 21700000 hectáreas en nuestro país, están concentradas en no más de 600 terratenientes.

Para analizar en profundidad como surgió esta frase, y que hay de cierta en su contenido actualmente, nos comunicamos con Florencia Rodríguez, abogada especialista en tierras y ex directora del Registro de Tierras de la Nación, que nos habló de la distribución de tierras, riquezas, intereses y otros temas relacionados .

“Hoy ya no podemos caer en esa simplificación” expresó Florencia y agrego que hay grandes productores que plantean que “no los dejan producir” porque hay medidas que restringen la utilización de agroquímicos aéreos, y no aceptan modos diversos y distintos de producir.

Los números arrojados en el último censo agropecuario indican que, más que concentración de tierras propiamente dicho, ha crecido la concentración de capital.

En un contexto donde se aprobó la ley de emergencia alimentaria porque uno de cada 3 niños pasa hambre, el campo debería jugar un rol determinante, sin embargo los productores junto a otros sectores que se ocupan de la distribución y formación de precios, no aportan de manera profunda la lucha contra el hambre y el derecho a un acceso integral a todos los productos de la canasta básica alimentaria.

“Hay que empezar a pensar en mercados de cercanías, mercados locales, circuitos comerciales cortos” y comentó que por eso los grandes sectores concentrados cuestionan a organizaciones sociales como la CTEP o la UST “organizaciones más barriales vinculadas a productos agroecológicos, que te permiten que el consumidor conozca de donde viene el producto”.

El presidente Mauricio Macri se reunió con el sector empresario de la agro producción y les planteó la consigna de “defender lo conseguido”, refiriéndose a la quita de retenciones en su mandato “el tema de las retenciones o altos márgenes para bienes personales, eso era para beneficiar a quienes tienen más recurso, hoy la mayor parte de la población no tiene bienes por arriba de un millón de pesos”, y añadió que las retenciones no son derechos sino beneficios para un sector minoritario “no se puede decir que esta gente no recibe beneficios del Estado”.

Vale recordar  que en los orígenes de un modelo agroexportador, los principales terratenientes obtuvieron las tierras mediante la fuerza y a pueblos originarios y criollos nativos de la zona pampeana y patagónica.

“La desigualdad y el cambio climático son las principales consecuencias del neoliberalismo”

admin
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Compartí en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *