CUANDO QUISIERON CALLAR LAS IDEAS A BASTONAZOS

Hace 53 años atrás, en plena dictadura cívico eclesiástico-militar, con el general Juan Carlos Onganía a la cabeza, tropas de la Policía Federal ingresaron violentamente a la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA, y desalojaron a estudiantes, docentes y autoridades, violando así, la autonomía universitaria.

Las consecuencias fueron terribles : dura represión, el exilio de muchísimos investigadores, la renuncia de autoridades y docentes , la prohibición a la libre expresión de ideas y la caída de los logros más importantes obtenidos en la Reforma de 1918, como la autonomía universitaria.

En La Lechuza decidimos recordar este lamentable y oscuro hecho junto a nuestro historiador amigo, Richard Allegui, quien nos relató cómo fue esta oscura noche de “los bastones largos” y cómo podemos relacionarla con la situación actual.

Al finalizar un breve fragmento del documental “El día que comenzó la noche”, Richard comentó que las consecuencias de esta noche fueron aún más dura en la dictadura del 76’ “ahí ya fue directamente desaparición, tortura y huida de muchos profesores de la Universidad”.

El dictador Onganía era claramente de derecha y conservador, pero el historiador añadió que además hubo otros sectores de la sociedad que avalaron estas prácticas y que esperaban la preponderancia de un modelo productivo agroexportador, que requiere menor cantidad de mano de obra, por encima de un modelo industrial, que es el avalaba un mejor desarrollo científico y universitario “lo que le molestaba a estos sectores era que piensen”.

Sobre la situación actual y el modelo universitario que piensa el gobierno nacional, Allegui pronunció “ellos consideran que la universidad no debe ser gratuita y debe ser negocio” y agregó además “defienden otro modelo, el famoso modelo agroexportador que hoy es básicamente sojero”.

admin
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Compartí en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *