CON ÉNFASIS EN LA JUSTICIA, LOS RECLAMOS DEL 8M SE HICIERON SENTIR EN LAS CALLES

Se estima que una mujer muere cada 29 horas en nuestro país de acuerdo a lo indicado por el observatorio “Ahora que sí nos ven” en base a las cifras alarmantes de los primeros 68 días del año. Femicidios, travesticidios y transfemicidios de personas que denunciaron, perimetrales que se violaron, miembros de las fuerzas asesinando a sus parejas, movilizaron a colectivos feministas de todo el país y San Juan no fue la excepción. La Lechuza marchó y conversó con algunas de las presentes sobre las demandas más fuertes en esta jornada, y el trabajo realizado por las organizaciones.

La mañana de hoy inició con un sector de la prensa informando que la Secretaria de Seguridad buscaba a las personas que lanzaron pintura en las instalaciones del CAVIG y la Catedral, y pegaron imágenes de personas denunciadas por hechos de violencia machista. Una velocidad casi magistral, pero poco frecuente cuando se trata de denuncias por acoso, o violaciones o la amenaza de muerte de algún ex – novio o marido.

La contratacara a esto, fue una movilización de más de 5 cuadras de mujeres, lesbianas, travestis y trans, colectivos feministas, sindicatos, trabajadoras, estudiantes, niñas, madres, abuelas. Carteles que extendían la voz de esas canciones y gritos que nos piden vivas y sin miedo o las voces empapadas en lágrimas de las Madres Protectoras, que vienen luchando con procedimientos judiciales eternos donde sus hijes, sobrevivientes de Abuso Sexual, deben seguir en contacto con los abusadores.

En esta oportunidad, a la alarmante cifra que señala que una mujer es asesinada cada 29 horas, se le suma casos puntuales, pero no aislados, de quienes denunciaron (hasta 14 veces) a su agresor, de femicidas violando perimetrales, como también un porcentaje importante de miembros de las fuerzas armadas y de seguridad que cometieron el hecho “No puede ser que con casos como el de Ursula nos digan que no denunciamos” nos contó Emilia, estudiante universitaria.

El mensaje principal se dirigió a la Justicia y la Policía y una reforma urgente de estas instituciones, que se enmarque en la perspectiva de género. Belén Pizarro, de ABOFEM (Asociación de Abogadas Feministas) nos contó que “en San Juan se ha cambiado el sistema penal y se han dado medidas como pantalla”. Belén destacó que estas medidas no están funcionando de la manera esperada y señaló que el Poder Judicial ha rechazado la presencia de organizaciones expertas en el tema para el trabajo en conjunto.

Por otro lado, una conquista feminista se celebró casi de manera silenciosa: la demanda por el aborto legal que caracterizó las marchas anteriores ya no se sintió. Pero el pañuelo verde es un símbolo que sigue vigente y organizaciones como Las Hilarias- Socorristas en Red continúan trabajando de manera mancomunada con los centros de salud. Yanina Iturrieta, integrante de la organización nos explicó como vienen trabajando y nos recordó los contactos para que cualquier persona gestante pueda consultar y asesorarse (Línea de Salud Sexual y Reproductiva 0800 222 r444 – Las Hilarias 155847481).

La marcha finalizó en Tribunales, con numerosas intervenciones, donde los reclamos “ardieron”, donde actrices realizaron una perfomance sobre el rol de la Justicia, y artistas callejeras bailaron al son de la percusión en vivo. “Las Fuegas” fue el grupo que participó y mostró su arte independiente.

La Lechuza
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Compartí en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *