¿CÓMO HACER PARA QUE LOS PODEROSOS NO SIGAN MANEJANDO LA AGENDA?

El violento desalojo que se vivió en el predio de Guernica, por una toma de terrenos, ralentizó críticas al sistema judicial y policial, trajo a colación la crisis habitacional de miles de familias frente a la idea de propiedad privada y puso en duda la capacidad de un proyecto político frente a estos dilemas. Debatimos sobre esto con Mariela Pugliese, periodista y ex presidenta de FARCO.

En Julio, un predio ubicado en Guernica, provincia de Buenos Aires, fue ocupado por más de 2000 familias, contabilizadas en un censo realizado por el Gobierno provincia. La justicia ordenó desalojo, y este se buscó dilatar para brindar soluciones parciales a las familias, quienes vivían en condiciones extremadamente precarias. Solo un 80 por ciento acordó con el gobierno estas medidas provisorias, y el resto que se quedó en el predio, fue desalojado bajo un operativo policial totalmente represivo.

De acuerdo a la información oficial que dio a conocer el Ministerio de Desarrollo Social a cargo de Andrés Larroque, y la Ministra de Gobierno Teresa García es que además de la otorgación de un subsidio se está elaborando un plan de Hábitat y relocalización de las familias.

Mariela Pugliese- Periodista y Ex-presidenta de FARCO

Mariela Pugliese- Periodista y Ex-presidenta de FARCO

Mariela señaló como importante es que no hay escrituras verificadas sobre la propiedad de los terrenos “una de las empresas que dicen ser dueños es El Bellaco (S.A)”.

“La realidad es que las tomas están siendo permanentes en un montón de espacios y acá es el nudo de la cuestión: el problema de la tierra y la vivienda, y el hábitat y la vivienda como propiedad per también como vivienda digna, es el tema que tenemos que discutir en nuestro país, porque claramente estas tomas nacen de una necesidad real”.

Otro aspecto señalado es la represión que sufrieron las personas en el lugar “nos convoca más que a pensar, nos convoca a espantarnos, a que nos duela y que no aceptamos en una sociedad democrática y mucho menos de un gobierno que muchas y muchos de nosotros votamos, porque creemos que nos puede llevar a un camino de futura transformación, mejor que el desastre que nos dejó el macrismo”.

Las personas detenidas fueron liberadas, y la mayor cantidad de heridos leves fueron policías “hubo una voluntad de que no sea una represión sangrienta para que no se generen no solo víctimas fatales sino de manera más masiva, lo que no quita que no fue una represión”.

El Frente de Todos señaló la presencia de partidos y organizaciones del troskismo, como articuladores de una “resistencia” hasta el final de la toma. Esto no pudo negarse, pero se cuestionó que fuese la excusa por la que avanzó la represión “hay algo de debilidad del gobierno de necesitar reprimir sin haber podido evitarlo ¿Cómo lo evitas? Haciendo política, construyendo en el territorio”.

Otro factor clave, y criticable desde los sectores populares fue la decisión de la justicia “es un poder constituido por poderosos. Si no nos replanteamos el Poder Judicial, vamos a seguir teniendo una justicia que castiga a los pobres, encarcela a los pobres y protege, disculpa, esconde los robos, de poderosos y resguarda sus privilegios”.

“Si uno caminase los territorios de la provincia, se daría cuenta que la necesidad de vivienda no va a esperar, van a seguir las tomas” criticó finalmente Mariela “si escuchamos esto no solo como una manera estadística, no solo con informes, sino, caminando los territorios viendo las necesidades y tomando decisiones, esto no va a seguir pasando”

La Lechuza
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Compartí en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *