A pesar de la represión, se realizó intervención artística en la la Fiesta del Sol en repudio a los derrames de Barrick en Veladero

El jueves a la noche distintas asambleas socioambientales y organizaciones sociales y políticas de la provincia llevaron a cabo una marcha pacífica denominada «Con Barrick no hay Fiesta ni Glaciares» en el marco de la Fiesta Nacional del Sol. Tras la movilización, a pesar de la represión policial, se logró realizar una intervención artística: hubo teatro, música y murga. De un lado estaba el público y los manifestantes, y del otro la policía haciendo un cordón represivo.
Fue evidente que la policía tenía orden de frenar a los manifestantes dos cuadras antes de la fiesta. A pesar la represión, golpes y forcejeos, la Infantería y el grupo GAM, comandados en persona por el secretario de Seguridad, Gustavo Fariña, no pudieron detener a los manifestantes, que aprovecharon la oportunidad para visibilizar, a través de la expresión artística, la contaminación en las nacientes del río Jáchal, tras los derrames de cianuro en Veladero, mina de Barrrick Gold.  La gente que pasaba en auto hacía sonar las bocinas como muestras de apoyo.

Testimonios

Miriam Corso / autoconvocada jachallera

«Es avasallante la intervención policial. Es lamentable que un grupo de ciudadnanos no se pueda manifestar. Tiene que haber una voz que siga sonando en la calle, nos están haciendo cagar el futuro por unos pocos mangos que se llevan un grupo de malparidos. Es lamentable que la gente siga comiendo el circo, después ni pan le va a quedar. Valorable el ímpetu de los más jóvenes. La polícia fue varias veces violenta, empujaron a mujeres sin sentido v arias veces, pero es lo que el gobierno nos está ofreciendo»

Noe / participante de la intervención artística 

«Tratamos de contar en diferentes escenas cómo llega esta minería a la provincia. Tiene el apoyo de los medios de comunicación, del gobierno. Y cómo manipulan a la gente por la falta de trabajo. Muestra lo que genera la minería, y al ser envenenada el agua las únicas personas que pueden recurrir a agua potable siguen siendo las que tienen dinero».

«Sentí mucha rabia porque estábamos llegando y nos estaban reprimiendo, incluso nos rompieron parte de la escenografía. No sólo te están matando, encima te siguen reprimiendo y persiguiendo».

Asambleísta reprimido

«Llegando al destino de la movilización, antes de la intervención artística, empiezo a repartir folletos, y me agarra un funcionario de Fariña, y me quiere meter a la chancha, y ahí aparece otro comisario y uno de infantería, y me quisieron chupar, por suerte los compañeros me pudieron ayudar».

 

 

admin
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Compartí en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *